#itmLE17

De los gatitos a los memes: como hemos cambiado.

ITMLE17

El pasado jueves asistí como invitado al evento #itmLE17 (II Encuentro soluciones de Moodle  en Administraciones Públicas, Universidades y grandes corporaciones). Los asistentes, mayoritariamente, eran  desarrolladores informáticos y responsables de plataformas tecnológicas. La parte fundamental del programa se ocupó  de los nuevos desarrollos de los LMS (entre ellos,  Moodle).

Juan Leiva, una de las personas más activas en desarrollos de la plataforma Moodle, nos explicó los diversos avances y desarrollos en los que vienen trabajando. Su objetivo fundamental, ahora, es  hacerla más móvil y accesible vía smartphone al 100%.

mobile

Cuando le escuchaba (una muy buena intervención), no dejaba de preguntarme si, pese a sus esfuerzos,  aún estamos a tiempo de que Moodle siga siendo la gran herramienta de apoyo al aprendizaje que había sido en los últimos años.

Hace unos meses,  en otra intervención  en el  Expoelearning 17, me refería, ante también personas muy vinculadas a la tecnología, a  las críticas que estaban recibiendo los LMS  al no haber sabido adaptarse a los nuevos requerimientos de movilidad y  flexibilidad, a los que nos estamos viendo sometidos constantemente.

Concretamente, citaba a Donald Clark:

Es como ir a una tienda de regalos horribles donde todo está diseñado y es estridente. Y los alumnos no tienen ningún control. Tenemos que superar  eso.

Como he dicho, los LMS están muertos, vivan  los LMS. Los LMS no morirán. La gente va a seguir yendo a ellos. Son necesarios  LMS en las grandes organizaciones para gestionar los datos.

Pero cuando se tiene un LMS zombi, que no tiene vida, y cuando lo mencionas las personas abren los ojos, incluso la gente de formación, sabes que has perdido el juego. El LMS para la mayoría de las organizaciones es como una mazmorra. Las cosas están ahí  y a nadie le gusta ir allí. ¿Por qué? El problema es que la mayor parte del LMS son sólo listas de los ciclos y (repositorios). Eso es todo lo que hay en ellos….

López Ardao, por su parte, también es  muy crítico con el estancamiento de los LMS actuales. Decía  que los ambientes de aprendizaje móviles le estaban robando el protagonismo a los LMS. Concretamente decía esto en el debate sobre Redes Sociales del INAP Social Formación:

He llegado a las plataformas educativas basadas en redes sociales hace años, precisamente por lo poco flexibles y atractivas que me resultaban los LMS (Moodle y Claroline eran, y son aún, las plataformas corporativas ofrecidas por la Universidad de Vigo). La socialización de las plataformas educativas es ya una tendencia imparable, y todas las plataformas educativas han evolucionado en ese sentido y son realmente redes sociales pensadas y diseñadas para la formación y el aprendizaje, tanto formal como informal, y ya se habla de un nuevo concepto, el SLE (Social Learning Environment). Ahí están las Edmodo, Schoology, etc.

En ese escenario nació también nuestra idea de desarrollar un SLE basado en el código abierto de Elgg, y de ahí surge SocialWire, que empleamos actualmente en la docencia a diario y no me cambiaría a Moodle por nada. La experiencia de usuario, ese muro de actividad, la socialización (comentarios, me gusta, republicar), la conversación que se produce en cualquier lugar en torno a un recurso compartido (comentando un documento, enlace, vídeo, imagen, etc.) no tiene comparación en un LMS. Un SLE, es esencialmente una red social aderezada de multitud de herramientas para la docencia (tareas, tests, concursos, puntos, emblemas, FAQ colaborativa, etc.) donde cada aula virtual es un grupo, público o privado, donde profesores y alumnos interactúan de una forma bastante más horizontal, pues en los LMS está todo mucho más dirigido de forma vertical por el profesor, y la interacción se ciñe a los foros.

Mi experiencia usando ambos tipos de plataformas para educación (tanto formal como informal) da ganadora por aplastante mayoría a las redes sociales educativas (o SLEs) frente a los LMS y en algunos casos debo usar ambas. Un ejemplo claro son los cursos online de formación de profesorado, sobre redes sociales en educación y entornos personales de aprendizaje, que imparto para la Xunta de Galicia, donde debo usar Moodle, porque es la plataforma usada por la Xunta de Galicia, pero rápidamente usamos SocialWire y es curioso ver cómo la conversación acaba por desplazarse a SocialWire, quedando Moodle como simple repositorio (porque nos obligan, ya que no sería necesario). Las encuestas que pasamos a los alumnos a este respecto también son reveladoras y la mayoría prefiere SocialWire, porque se interacciona más e incluso por facilidad de uso!.

(El documento completo con el debate se puede bajar desde aquí)

No obstante,  Angel Fidalgo, por ejemplo, no tiene tan claro que Moodle esté acabado. En un post reciente ponía las cosas en su sitio, y comentaba, a la pregunta retórica de si se podía innovar a través de Moodle, que la plataforma no dejaba de ser una herramienta, y que como tal  lo permite todo.

Hoy en día, llegando al año 2020, nadie considera que utilizar plataformas LMS sea una innovación, más bien se considera “una obligación”.  Esto puede ser cierto si consideramos que la mayoría de las asignaturas utilizan Moodle (o cualquier otra plataforma LMS) como un sistema donde se pueden descargar y cargar contenidos, un “tablón” para ver la planificación de la asignatura y un medio  de comunicación con el alumnado.

Sin embargo, hay profesorado que utiliza Moodle por ejemplo para realizar Flip Teaching, formación personalizada, aprendizaje basado en retos, aprendizaje emocional y ecosistemas de aprendizaje. Todos estos métodos están considerados hoy en día como innovación educativa.

Así pues, la respuesta a la pregunta que da el título a este post es: SÍ, SE PUEDE, ya que la clave de la innovación educativa no es la tecnología a utilizar, sino cómo utilizar esa tecnología.

De todas maneras, y por profundizar un poco más en la controversia,  y siguiendo un hilo argumental de  la obra Internet no es la Respuesta de Andrew Keen, observamos que hay más factores implicados, y no sólo la configuración técnica /tecnológica.

Ésta es la cita textual:

Winston Churchill tenía razón. Nosotros, en efecto, modelamos nuestros edificios y después los edificios tienen el poder de modelarnos a nosotros. Marshall McLuhan refiriéndose a las palabras Churchill, dijo que modelamos las herramientas y después las herramientas nos modelan a nosotros.

Más adelante, ya el autor, en palabras propias, afirma:

… ninguno de nosotros, desde catedráticos de universidad, fotógrafos, abogados de corporaciones o trabajadores de fábricas, etcétera, es inmune a los estragos que esta convulsión de la red provoca. Lo cambia todo.

Con esto voy al título del post. ¿Es posible que la irrupción de WhatsApp, por ejemplo, y por extensión de  las redes sociales, nos haya hecho mas sofisticados, exigentes y ( un tanto) superficiales ? ¿Tiene razón Clark, cuando dice que los LMS son espacios para públicos cautivos (mazmorras) donde nadie quiere ir, porque lo que allí encuentran les otorga un papel pasivo?

¿Tendrá, todavía, Juan Leiva, posibilidades de hacer atractivos las nuevas versiones de Moodle?

El reto es muy grande. Hemos cambiado mucho. Hace poco menos de 5 años nuestras expectativas sobre Internet estaban cubiertas con solo subir gatitos. Ahora, el que no se apunta a la moda de los memes, no es nadie. Y, de un perfil a otro, los LMS no superarán  la barrera del 10% ( solo para aprendices formales),  si no nos dejan jugar, explorar, bromear, etc. De lo contrario, solo irán los de obligado cumplimiento. No aquellos que están ya en fases seniors  de formación, que pueden permitírselo.

Evolución

Aprovecho, ya para finalizar el post,  para recomendar las intervenciones, ademas de la citada de Leiva, las de  Pere Cornella ( gamificación en Moodle), la de Marc Alier ( Los sandwiches dan seguridad. Retos para el educador en el siglo XXI),Celia Ruiz (Proyectos Innovadores en CRNFP), Laia Martin (Liderazgo y anclaje del aprendizaje en línea en el Institut de seguretat pública de Catalunya)… también,  como no, a Sol Garcia, por su impecable trabajo de dirección y coordinación del evento.

NOta: revisando la entrada, no deja de sorprender cada dia la genialidad de muchos usuarios de redes. Por ejemplo, de ahora mismo,  este mix que combina al  recién fallecido  Roger Moore y el cumpleaños de Chiquito  de la Calzada.

#Chiquito Day