Piscitelli, mayo del 68 y el “buen” trabajo.

Gestion del Conocimiento

Mayo 68

En un par de meses entraremos de lleno en la conmemoración de los 50 años del  Mayo del 68, unos acontecimientos que a muchas de las personas de la generación del baby-boom nos marcaron.

Nos llegaron de múltiples maneras. En mi caso, fue por medio de mi profesor de psicología social de la Universidad Autónoma de Barcelona, ​​Tomás Ibáñez, discípulo directo de Michel Foucault, que los vivió como testigo y que nos lo revivía frecuentemente.

Y, pasados ​​los años, otra persona atenta a Foucault (pero sobre todo a Bruno Latour), Alejandro Piscitelli, que llegó a París en 1969, se sitúa en un espacio que nos puede ayudar a entender mejor nuestro desconcertante y paradójico mundo actual .

En sus palabras, “Nuestra función como antropólogos del presente es aprender a transformar los recursos en tópicos. O sea, aprender a transformar lo que generalmente sirve de explicación en lo que debe ser explicado. ”

En mi opinión, Piscitelli ha sabido preservar todo lo que representó aquel lejano Mayo del 68: inconformismo, pensamiento libre, experimentación, crítica, rebeldía, cuestionamiento radical de lo establecido, etc. Y, además,  ha continuado evolucionando. Hoy lo consideramos uno de los mejores intérpretes de esta sociedad tan hiperconectada y, a su vez, tan desigual.

En el Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada hemos sido testigos privilegiados y el próximo día 21 de marzo será la novena vez que nos visitará. En estos años, hemos podido hablar con él de trabajo y aprendizaje colaborativo, de las nuevas pedagogías, del rol de las tecnologías como palancas transformadoras y de su impacto social, de la evolución oscura que Internet puso en marcha hace unos años, del impacto de la inteligencia artificial y del aprendizaje automático (Machine learning).

Además, el año pasado, con su curiosidad constante, ya nos sorprendió con un salto cualitativo, y nos habló de cómo entender el mundo y nosotros mismos en la época del malestar. Este año, como continuidad a este ciclo, nos propone una actividad con el título Homo laborans: algoritmos y arquitecturas del sí.

Histórico Piscitelli

(Intervenciones anteriores de A. Piscitelli en el CEJFE)

¿Pero, de qué nos hablará el 21 de marzo?

  1. Mi interpretación:

Interpreto que nos hablará de cómo mantener una posición en el ámbito laboral (sea o no a la Administración pública) con estas características: ética, digna, valiente, competente, autorealizadora, que nos aporte sentido y realización, que apueste por lo común … O sea, en una posición muy separada de la vieja gestión de la eficiencia y de la productividad. O, lo que es lo mismo, cercano a las posiciones del paradigma evolutivo TEAL de Laloux. O tal vez ya a las puertas de un cambio organizacional disruptivo (teoría del equilibrio interrumpido).

Y todo ello, en un contexto ya bastante apretado: inteligencia artificial, automatización, gobierno de los algoritmos, espacios públicos (virtuales o no) de libertad (mental) y autonomía más reducidas.

Dicho con otras palabras: los que no somos millennials, ¿deberíamos apropiarnos de estos valores emergentes que los identifican como más libres por  no estar tan aferrados a las rutinas laborales (y cognitivas) propias del desarrollismo? ¿Y esto sería posible en sociedades más envejecidas y con medios cada vez menos plurales?

  1. Lo que Alejandro Piscitelli nos deja como pistas:

– La mayoría de los humanos nos parecemos a la pobre rana en la olla hirviendo tan lentamente que no nos damos cuenta de que nos están cocinando. Proclamamos indistintamente la autonomía de las ciencias (como factor explicativo) o nos resignamos pragmáticamente que la política (o la ideología) justifique cualquier fenómeno por más absurdo que sea -y hay cada vez más evidencias, con Trump, por ejemplo -, sin poder identificar con claridad cómo se articulan la ciencia y la política en un mundo turbulento e incierto.

– Cuando todo parecía un blanco y negro aburrido y sin matices, vemos que la sorpresa como actitud y disposición a reinventar nuevos mundos aparece en todas partes. Si nos abrimos al mundo y aprendemos a preguntar, otro sería el cantar.

– Y con esta voluntad de interrogar todo, una pregunta más que pertinente es: ¿por qué hemos tardado tanto en preguntarnos las cosas más básicas y responderlas? ¿Por qué hemos necesitado casi 100.000 años para salir del salvajismo más abyecto (si es que esto significa algo) y convertirnos en una civilización que apenas llega al 0,7 de la estimación de Kardashov a comienzos de este tercer milenio?

– Nunca había habido tanta riqueza ni nunca había estado  tan mal distribuida. ¿Por qué el mundo ha entrado en esta extraña contradicción?

Y como reflexión o provocación final:

Como insistían los situacionistas hace algo más de medio siglo durante el Mayo francés, hay que ser realistas y pedir lo imposible. Y lo imposible hoy es imaginar, especular, ir más allá de la ciencia ficción (que sólo refleja el presente y nunca anticipa el futuro), separarnos de todo dualismo y grieta estéril e imaginar mundos de potencias enormes …

Notas:

Superinteligencias, como los algoritmos están cambiando al mundo.

Congresos

270_1.piscitelli

Hace unos días acababa  el Congreso  EDO 16,  con una magnífica intervención de José Antonio Marina. Hasta dentro de unos días no estará disponible su intervención, pero adelanto aquí uno de los aspectos que más me interesó, y que conecta directamente con otra sesión abierta a cargo de Alejandro Piscitelli programada para el próximo lunes a las 4 de la tarde en el CEJFE.

Decía Marina que las empresas GAFA  (Google, Apple, Facebook y Amazon) en los últimos años se han volcado en inversiones en educación. Creen  que será el nuevo filón del negocio del millón de dólares. Estas empresas son líderes en investigación en inteligencia artificial, con lo cual, a poco que pensemos, ya podemos intuir por dónde van a ir los resultados que nos irán presentando.

También en el Congreso Edo, en la conferencia inaugural a cargo de Georges Siemens, se afirmó que nuestra generación ya será la última que aún pueda decir que es más inteligente que las máquinas que fabrica. Y que la singularidad  esta vez sí- está cerca. También en el primero de los simposios  (Big Data, Inteligencia Artificial y  Aprendizaje Automático)  hablamos de ello. Aqui podeis encontrar las ponencias de Andres Gonzalez, Rafa Diaz, Marc Torrent , Jose Avelino y la mía.  

Pues sí, creemos que hay razones suficientes como para estar muy informados de cómo va a evolucionar este campo. Seria útil disponer de un enfoque más global, y no fijarnos sólo en los avances tecnológicos ( el como)  y detenernos en los contenidos ( el que), su generación, su selección, su filtrado, etc.) Es el campo  de los algoritmos y del software, y de como la  inteligencia artificial y los algoritmos están tomando  el control.

Os presento a continuación la síntesis  de la sesión del próximo lunes en la que si os apetece podéis asistir.( En esta ocasión no habrá estreaming).

“Estamos viviendo en el mundo del cambio permanente, pero su velocidad, gigantismo, aceleración y mutación está más ligada al uso masivo el software que a cualquier otro factor. Lo que define nuestro presente no son las máquinas industriales sino el software que está prendido y operando día y noche, que afecta todos los poros de la vida social

La omnipresencia del software está asociada en particular a la creación, almacenamiento, distribución y acceso a los artefactos culturales. El software ya no es una artesanía propia de geeks, hackers y sabelotodos computacionales, sino que se ha convertido en una interfaz que nos conecta con el mundo, los otros, pero también con nuestra memoria y nuestra imaginación. “Dime que software usas y te diré quien eres”.

¿A partir de la ominpresencia del software cabe seguir hablando de diferentes medios? ¿No estaremos viviendo en la era del metamedio? ¿En qué han devenido los medios después del software? Que en un refraseo muy típico nuestro podría rebautizarse así ¿Hay medios después del software?

Y si todo lo anterior de por si no fuera sumamente misterioso y preocupante, ¿qué pasa cuando el software, empieza a decidir y a pensar (autoprogramarse) por sí mismo?”

Para los que no podáis asistir en el blog de Alejando encontrareis sus últimas aportaciones. Lectura obligada;)

El Internet de los proximos años y Alejandro Piscitelli

eventos
Stephen Downes, Alejandro Piscitelli, Carlos    Merino, Josep Lozano y Jesus Martinez en CEJFE en 2006

Stephen Downes, Alejandro Piscitelli, Carlos Merino, Josep Lozano y Jesus Martinez en CEJFE en 2006

El próximo 17 de febrero, de 15:45 a 18 horas, Alejandro Piscitelli, titular de la cátedra de datos en la carrera de ciencias de la comunicación de la UBA, nos hablará de las tendencias de internet los próximos años. El plazo de inscripción a esta sesión que tendrá lugar en el Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada termina el 12 de febrero.

Avanzamos en este apunte algunas reflexiones que quizás se comentarán sobre lo que puede ser el futuro de internet en los próximos años.

Hasta hace muy poco tiempo,  llevados quizás por la fascinación que nos producía, los únicos debates que se generaban alrededor de internet se planteaban en relación con la tecnofobia y tecnofilia. Es, en este contexto, donde mejor se comprenden, por ejemplo, las tesis a favor y en contra de la multitarea y el pretendido deterioro cognitivo que producía (ver Nicholas Carr).

Ya en el contexto de los datos masivos (Big Data), están apareciendo otro tipo de planteamientos sobre internet que quizás sí que convenga revisar. Por ejemplo:

  • Los datos masivos y la datification de la sociedad. Es ya conocida la cifra de datos que desde el inicio de internet hasta el 2003 se generó: 5 exabytes. Esta misma cifra es la que ahora se genera cada dos días.
  • Internet de las cosas y computación ubicua. Estamos inmersos en una realidad híbrida tanto virtual como física. Es la época de la monitorización permanente y de la analítica predictiva. Se habla de que los datos generan sus propias hipótesis.
  • El asedio a la privacidad. Vivimos en una sociedad de hipervínculos. La red como medio de transmisión de contenidos pasa a ser la red como medio de conexión, y de trazabilidad de estas conexiones. “La web apenas sale de la adolescencia. Estamos al comienzo, y no al final, de la historia de la privacidad “. (Punto 90 del nuevo Manifiesto Cluetrain).
  • Las nuevas amenazas que afronta la red, y que el nuevo Manifiesto Cluetrain recoge: “los saqueadores comprenden internet exactamente y ven la red como si fuera suya para saquearla, extraer nuestros datos y sacar dinero, creyendo que somos estúpidos, y la crítica al control que conllevan las APP (“en el reino de las APP somos usuarios, no creadores”).
  • Aceleración del cambio. Las instituciones (educativas, culturales, políticas, por poner algunos ejemplos, no pueden seguir el ritmo del cambio y de rediseño permanente. Es esto sostenible? Hacia dónde nos dirigimos?

La nueva agenda de reflexión sobre internet, si queremos hacer una mirada atenta sobre todos estos hechos girará, en palabras de Alejandro Piscitelli, alrededor de puntos como estos:

  1. Atractores: los grandes organizadores perceptivos / socioculturales y tecnopolíticos de la actualidad no serán los temas del momento (trending topics) ni el número de visitas en Youtube, sino que serán otros más complejos.
  2. Motores de búsqueda: somos lo que buscamos, nuestro consumo simbólico y físico define las tribus a las que pertenecemos.
  3. Pautas que conectan: el poder simbólico de construcción de relaciones está muy vagamente explorado y necesita potenciarse exponencialmente.
  4. Metaaprendizajes: en los pocos casos en que las máquinas «piensan», «crean» o «inventan» los resultados son sorprendentes.

Internet en  los próximos años: de Internet abierto  a  Internet cerrado. ¿Ciudadanía contra negocio?

inscripciones

Nota: entrada originalmente  publicada en el Blog Gestió del Coneixement del Departament  de Justícia

La innovación en los entornos colaborativos en las organizaciones

Innovacion, trabajo colaborativo

Este es el título con el que José Cabrera protagonizó la duodécima sesión de Espais de Gestió del Coneixement del  CEJFE. A José Cabrera le venimos siguiendo desde hace tiempo y muchas de sus ideas ya las hemos utilizado para mejorar el programa Compartim. De la conferencia que mencionamos me ha llamado la atención algunas cosas que creo relevantes:

1-La colaboración masiva como un nuevo modelo de creación de valor. La clave para las organizaciones no es reformular la colaboración como algo que hacer, además de otras prioridades, sino como un medio fundamental para abordar todas sus prioridades.

Cada día lo constatamos más, sobretodo,  en los niveles altos de la organización.  O se establece un perfil de líder conector o las personas (o los propios directivos) quedan colapsadas y la organización no fluye. Implica generosidad, humildad y confianza como valores emergentes. El nuevo trabajo del  líder es este: la colaboración masiva como un nuevo modelo de creación de valor y lo resume así: mejores decisiones y más rápidas, mayor innovación y soluciones más creativas, más oportunidades y más conocimiento.

2-Jerarquía versus Redarquía. Necesitamos un  nuevo equilibrio entre estas  dos grandes orientaciones: eficiencia -jerarquía – control frente a  creatividad- redarquía -confianza>

3- El líder como arquitecto social. La colaboración requiere una nueva reingeniería de las organizaciones. El líder viene representado como arquitecto social  y  tiene los siguientes atributos: conectar, preguntar, escuchar, proponer, convencer. Todo ello con el objetivo de influir y facilitar.

4- Mapas de innovación.  Hibrida la colaboración con la innovación y establece un marco de dialogo entre innovación interna – externa y continua- disruptiva.Dimensiones de la Innovacion

5-La gestión del cambio.  ¿Cómo gestionar los cambios en la era de la colaboración?  Por lo propia experiencia de José Cabrera que desarrolla su trabajo en grandes organizaciones me llamó la atención la fórmula de los agentes viralizadores . Viene a ser lo que nosotros llamamos “entusiastas”.

La presentación la encontráis aquí.