Los tres elementos que no pueden faltar en el Aprendizaje en el Puesto de Trabajo.

Managers have a crucial roleDe forma más acelerada de lo que pensamos, sobre todo en  las organizaciones empresariales, se va abriendo paso, una realidad bastante incuestionable: se aprende en el trabajo y se aprende haciendo. Toda aquella capa superpuesta de formación en aula o via LMSs va ocupando, si aún se  ofrece, un espacio más residual. A propósito del Congreso EDO, donde presentamos un simposio específico sobre sobre Aprendizaje en el puesto de trabajo, hemos tenido oportunidad de hablar con algunos   responsables  de formación, y aun a costa de resumir mucho, podemos encontrar tres elementos comunes que van a ser (lo  están siendo ya en algunas organizaciones) los ejes de los planteamientos del  aprendizaje de sus empleados. A nuestro juicio son estos:

1-  Potentes  repositorios documentales en la nube. Todo aquello que es importante y  que recoge lo que ha de hacerse y cómo ha de hacerse, ha de  estar disponible siempre. El empleado, por tanto, se responsabiliza de ir a buscarlo cuando lo necesita; y el departamento de formación se responsabiliza de actualizarlo. Así de simple. Implica, por tanto, para la organización, disponer de una figura que se encargue de la curación de contenidos y de su actualización permanente. (La realidad de las organizaciones públicas dista mucho de esta formalización. En muchos casos tenemos la información dispersa entre el Web -que lo convertimos de forma indebida en repositorio documental-, la Intranet, o espacios no formales en la nube (Slideshare, You Tube,etc), donde vamos repositando –algunos- buenas practicas o conocimiento tácito capturado (narrativas digitales en el Compartim, el programa Cinc minuts en Sant Joan de Déu, o el incipiente  proyecto Disraeli de la Diputación de Alicante, por ejemplo). En cualquier caso, en un periodo corto de tiempo, se van a imponer herramientas de gestión documental que cubrirán este déficit y unificaran la información (y el conocimiento  codificado) relevante para el negocio.

2-  Aprendizaje social. Se ilustra  en la articulación de espacios de interacción para los empleados. Abarca desde CoPs, grupos de trabajo, Accion Learning, redes internas, etc. La figura que dinamiza y acompaña estos espacios  es lo que  en el programa Compartim llamamos agentes de conocimiento. Esta figura estaría a mitad de camino entre un dinamizador de comunidad y el formador clásico. El impulso y el sostenimiento de espacios de aprendizaje y de reflexión en el trabajo estarían, también, entre sus cometidos.

3-  El directivo como coach. Pese a que en algunos casos, ya algunos directivos desarrollan de forma natural este papel de entrenadores (mejoradores) de sus empleados, no es habitual que esta  competencia esté integrada en  las exigencias de su labor directiva. En cualquier caso, a efectos de aprendizaje en el puesto de trabajo, es un elemento tan   relevante como los  dos anteriores. Jennings habla de un incremento de más de 25  puntos porcentuales en el aprendizaje organizativo (vease ilustración), si el manager actúa, o no, como coach.

Como es muy relevante esta figura, y la creemos poco desarrollada, (más allá de los mantras que oímos del líder como inspirador, impulsor, motivador,etc) le vamos a dedicar un post recogiendo acciones concretas que pueden hacer por el aprendizaje de los empleados.

 

4 comments

  1. Buena reflexión, Jesús (como siempre, por otra parte 😉 )

    Y yo diría que, de manera transversal a todo ello, debiéramos tomar conciencia clara de que el profesional, el empleado público, el usuario de nuestros servicios formativos, es y debe ser el protagonista y el responsable de su propio proceso de aprendizaje; aprende cuando y como quiere. De ahí nuestro papel para ayudarle a crear entornos abiertos de aprendizaje….,

    espero ansioso tu post anunciado sobre jefe-coach-maestro….

    Me gusta

    1. Hola Jose Antonio, lo veo como tu, y ya va implícito en la primero de los ingredientes. Cuando la organización opta por subirlo todo a la nube, esta pasando la responsabilidad de la formación al empleado: Lo que pasa es que éste ya hace tiempo que se busca la vida.

      Me gusta

  2. Jesús,

    Estic d’acord amb la teva síntesi. La curació de continguts pot ser una de les fonts d’informació més relevant per a una organització i és urgent capacitar-se per fer aquesta tasca, en el fons, és saber llegir el que el món que s’expressa en Internet (una gran part del món) opina sobre la nostre feina o demanda dels nostres serveis.

    Per a tot ens fa falta encara molt de suport, també per a l’aprenentatge col·laboratiu. Pot semblar mentida, però encara hi ha moltes persones que poden estar a les xarxes socials en el seu oci però no ho estan en la seva tasca professional; falta molta alfabetització digital i molt oferir possibilitats d’interacció als professionals.

    I els comandaments són una clau important per obrir aquests espais dins l’organització, si els comandaments no hi són, els professionals “es busquen la vida”, faltaria més, però fa falta que plogui des de totes les bandes per a que cualli la idea d’una Administració oberta, i amb sentit.

    Me gusta

    1. Si, es veritat, l’avançament és desigual i depenent de l’organització…i la clau moltes vegades són els comandaments. Però és una questió de temps. Al final la tendècia és aquesta i ningú pot romandre fora.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s