productividad personal

El espinoso tema de la motivación y liderazgo de los empleados Públicos.

Mosaico Catedral TúnezLa semana pasada, en una magnífica clase de Carles Ramió (profesores como él son los responsables de  alargarle  la vida a  la formación tradicional  tan en crisis;) se refería a las evidente mayor dificultad de motivar a los profesionales del ámbito público que a los profesionales de los entornos privados. (Su tesis, a continuación, la interpreto a mi manera).

Hablaba Ramió de cuatro  agendas a tener en cuenta por el gestor de lo público, frente a dos en lo privado. Ahora me referiré a ellas, pero antes quiero contar dos  historias que pueden ilustrar bien aquello a lo que nos referimos.

Primera historia: los sueldos en la Universidad Pública Argentina.

Hace un par de años, cuando programamos el Congreso EDO de  2012 estábamos examinando el currículum de un ponente extranjero, concretamente argentino, y nos llamó la atención la cantidad de universidades y centros en los que impartía clase. Más tarde, en el café, nos explicó la razón. Decía este profesor… estamos tan mal pagados en mi país que nos tenemos que espabilar como sea  para llegar a fin de mes.

 Segunda historia: una remuneración extra.

Hace también un tiempo, uno de los mejores formadores internos que he conocido, me confesaba qué estaba muy cansado por el trabajo que le suponía compatibilizar su trabajo cotidiano como funcionario con las  clases que impartía. Decía algo así…si ahora mismo me pagasen un poco más  dejaba de dar clases y me  dedicaba íntegramente a mi trabajo. Un poco más tarde, efectivamente, ascendió en  su trabajo subió varios niveles,  cobró un poco más y… siguió  dando clases (aunque no tantas).

¿Qué aportan estos dos casos?

Lo primero, y no nos equivocamos, es  que la motivación y el liderazgo en el sector público no se puede abordar con una óptica simplista.

Y ésta era la tesis de Carles Ramió. En relación a su par del entorno privado, el directivo público tiene que manejarse con muchas más agendas. Por lo pronto, decía él, tiene dos que son equivalentes y dos que no lo son.

Las equivalentes:

  • La agenda profesional. Tiene que ver con la visión clásica de la motivación. Tanto intrínseca (fácil de conseguir en el entorno público, si se cree en ello y se hace bien), como con la extrínseca (mucho más limitada). La teoría motivacional nos remite a hacer sentir a los empleados como parte de un proyecto, como personas  que aportan valor al común, que son imprescindibles en la consecución de objetivos, etc. Todos los directivos conocen la teoría y, algunos de ellos, la aplican
  • La agenda familiar. Tiene que ver con la facilidad y la flexibilidad para hacer posible la  conciliación entre trabajo y familia.

Pero, hay dos agendas que son más privativas del Sector público.

  •  La agenda paraprofesional. Afecta a un número muy reducido de funcionarios, pero por la actividad propia que realizan tienen mucha visibilidad –tanto interna como externa-. Alude  a la agenda individual de cursos, clases, participación en eventos, compromisos paraprofesionales, etc. que se puede mantener fuera del ámbito estrictamente laboral. Motivar a estas personas es sumamente difícil, ya que, -simplificando mucho- tienen dos jefes: el de la oficina y el otro, el que te ofrece una actividad paralela. Esta agenda es mucho más difícil de encontrar en un  entorno de organización privada.
  •  La agenda de la cultura organizacional. Esta cultura organizacional es mucho más potente en los entornos públicos y, en ocasiones, limita la autonomía del directivo para poder ofrecer inputs que tenga valor para los empleados  que  no sean eliminados o desvalorizados por la cultura organizacional preponderante.

Dicho lo anterior ¿qué conclusiones podemos sacar?

1-  Una muy clara que  tiene que ver con lo que decíamos al principio sobre  la  complejidad motivacional en el sector público -y no sólo por la falta de incentivos-. ¿Un sistema de evaluación del rendimiento y compensación acorde lo solucionaría? La teoría nos dice que sí. Pero, la pregunta es: ¿por qué no se ha implantado ya? Aquí podríamos hablar del ADN de la administración burocrática y  su aversión a todo lo que no sea fordista y en serie.

2-  El peligro de la desprofesionalización. Viene a cuento de las sucesivas congelaciones y recortes de salarios que hemos sufrido los empleados públicos en los últimos años. El ejemplo de la profesora universitaria argentina puede servirnos para avisarnos de hacia  dónde podemos llegar con sueldos bajos: implican actividades paralelas (o algo más).

Y, ya para acabar, no queda más remedio -en una entrada sobre motivación-, traer a  colación el tema de sueldos y remuneración. Se viene repitiendo (¿desde posiciones neoliberales e interesadas?), que existe fractura y distorsión  en las retribuciones de los trabajadores de la  Administración y sus pares del entorno privado. Se habla de una tendencia internacional, que en nuestro contexto también se da, que constata un doble efecto: los  niveles más bajos de la administración, en comparación a sus equivalentes del  sector privado, cobran más;  y, en cambio, los niveles más altos cobran menos.

En los  niveles altos no lo sé; pero, en los bajos, recortar más, ya no se puede. ¿O sí?

El 1% de la mas visto en Slideshare

Slideshrate tot 1%Leía esta mañana en uno de los blog  que sigo sobre e-learning (@IGNATIA WEBS) de @ignatia, una entrada en la que   su autora se felicitaba por  haber conseguido en 2013 estar en  el 1% de popularidad (32. 624 visitas) en Slideshare. Me recordó que yo también había recibido una comunicación similar. En mi caso, bastantes más visitas: 242.212 . La verdad es  que me he acostumbrado a publicar todo lo que hago en Slideshare. Y una de las razones es por  comodidad. Siempre que busco algo lo encuentro a la primera;). Antes de que existiera Dropbox, o Drive,  adquirí este  hábito de  ponerlo todo en este repositorio. Y así sigo desde hace siete años.

Lo más visitado en Presentaciones y Documentos  fue esto:

Lo mas visitado en Presentaciones y Documentos

¿Por qué nos cuenta tanto salir de nuestra zona de confort? Lectura de verano 3

Qué hace feliz a tu cerebroLa respuesta es sencilla, y yo creo que todos la sospechamos: nuestro cerebro es vago, acomodaticio y nada amigo de novedades. O sea, no está nada preparado para las crisis, sean estas económicas o de otro tipo. (¿Será por esto que abundan tanto las obras de autoayuda en épocas de crisis?) No lo sé. En cualquier caso, la lectura de verano que comento: Qué hace feliz a tu cerebro y porque deberías hacer lo contrario de David DiSalvo (divulgador científico y autor de los blogs Neuronarrative y Neuropsyched) está muy alejada de la autoayuda, pudiéndose etiquetar como el mismo autor afirma, de ciencia-ayuda. El bagaje con que se arma para hacer la obra se nutre de la más reciente y abundante investigación en psicología social y cognitiva y la conecta con procesos de toma de decisiones. Obra seria, que me conecta, años después, con mi formación de psicólogo social.
Leyendo la obra la relaciono inmediatamente con esta frase tan escuchada: para innovar es necesario salir de tu zona de confort. Nunca había encontrado una explicación tan contundente. En las propias palabras del autor: lo que yo quisiera comunicar con la metáfora de un cerebro feliz es que es sencillamente que, bajo determinadas condiciones, nuestro cerebro tiende a hacia una posición que establece el mayor placer en esquivar la perdida, en minimizar el riesgo y en evitar el daño. Nuestro celebro ha evolucionado para hacer exactamente esto, no obstante, esas mismas tendencias protectoras puedes ir demasiado lejos y convertirse en obstáculos en lugar de un virtudes. Nuestro reto estriba en saber cuándo hemos de pensar y actuar de forma contraria a las tendencias nativas de nuestro cerebro.
Y sigue diciendo más adelante, en relación al sistema educativo: para complicar más las cosas, el cerebro feliz no esta estructurado desde su nacimiento para desafiar a los sistemas en que vive. Consideremos por un momento el sistema educativo… De hecho, las escuelas son justamente eso, entornos concebidos para aprender. Una vez que nos hacemos parte de ese entorno, nuestro cerebro empieza a trazar el mapa de ese territorio de modo que podamos sentirnos seguros en él. Cuando se haya conseguido esto, cambiar las cosas nos produce inestabilidad; y esa inestabilidad constituye una amenaza para un cerebro feliz.

Afortunadamente, DiSalvo no se queda solo en el diagnóstico y nos avanza una serie de interesantes pautas. Para los que estéis interesados os las dejo aquí.

Cómo trabajar mejor y el arte Posmoderno (lecturas de verano 1)

Fischli & Weiss How to Work Better (1991).He recobrado con las vacaciones una de las mejores cosas que uno puede hacer para si mismo: leer de forma reposada abriéndose a otros canales de conocimiento y a otras voces que difícilmente en etapas laborales podemos (puedo) hacer. Comparto aquí algunas lecturas relacionadas con la temática del blog que me han llamado la atención y que pueden ser útiles (o curiosas) para los lectores.
Lectura 1: ¿Qué estas mirando? 150 años de arte moderno en un abrir y cerrar de ojos.
Se trata de de un repaso divulgador de los últimos 150 años de la historia del arte. Son precisamente los años en los que el conocimiento más experto aportado por el propio espectador va a ser la puerta para entender/disfrutar de lo que vemos en galerías y exposiciones. Reconozco que en las varias asignaturas de historia del arte que he tenido en bachillerato y COU la visión de este periodo había sido bastante superficial.
Confieso que quedé atrapado en su lectura. Will Gompertz , el autor, te hace vivir de forma secuencial y muy entendible todo este apasionante periodo del arte. Desde Manet, que lo sitúa como el precursor del Impresionismo (por cierto, no cita a Pissarro que pronto tendrá exposición en Caixa Forum de Barcelona y que para algunos es el verdadero padre del movimiento) hasta la producción más reciente. Obra,por tanto, muy recomendable.
Pero lo que quería explicar es otra otra cosa. En el capitulo dedicado al período de arte Posmoderno (1970-1989) me quedo asombrado con una obra que se llama How to Work Better de los artistas Fischli & Weiss. El asombro y la sorpresa vienen del hecho de que se trata de una lista de las diez cosas que debemos hacer para trabajar mejor. Lo raro del caso es que se trata de un mural que ocupa una de las paredes de un edificio de oficinas. ¿Qué sentido tiene esto? ¿Acaso piensa alguien que la manera mas efectiva para mejorar nuestro rendimiento es plantar en una pared una lista de cosas para hacer?¿La gente que pasa por allí -en coche o andando- lo va a leer? Como alude directamente a las listas To-Do y a las listas de consejos que habitualmente leemos, os paso la interpretación que hace el autor de la obra. En sus propias palabras: Con todo, siempre que recibía alguien en mi despacho , todos se fijaban en un cartel de dos metros y medio de alto que tenia en la pared , e incluso a veces me preguntaban si podían hacerle una foto. Era una copia de una obra titulada “Como trabajar mejor ( How to work better, 1991). De los artistas residentes en Zurich, Peter Fischli y David Weiss. Formalmente imitan los 10 mandamientos con una lista de cosas que hay que hacer para trabajar mejor: 1.HAZ SOLO UNA COSA A LA VEZ, 2. ENTIENDE EL PROBLEMA, 3.APRENDE A ESCUCHAR y así hasta llegar al número 10 en el que pone solamente SONRIE. Sospecho, por lo general, que mis visitantes mordían el anzuelo colocado por los artistas y veían en el plan de diez puntos de Fischli/Weiss una solución profética de cómo maximizar su propio potencial profesional. Eso habría encantado a Fischli/Weiss porque esa obra es muy irónica y esta concebida como una burla de las charlas de motivación que promueven las grandes empresas… Los artistas se han apropiado de la propaganda del mundo de los negocios para parodiar el modo en que las empresas intentan lavar el cerebro de sus empleados para que crean que el éxito profesional se puede lograr con tan solo cierto número de consignas, es decir, aceptando las reglas de juego de las apariencias.
Ya para acabar esta extensa entrada, si os interesa este movimiento artístico podéis encontrar también en el artista estadounidense John Baldessari obras similares. Por ejemplo, esta me encanta: Consejos para artistas que quieran vender ( Tips for artists who want to sell).

Trabajo colaborativo por indicación del jefe.

Hacia tiempo que se veía venir. Y era de esperar. Si decimos que la colaboración es buena y potencia la eficiencia en la organización, ¿porqué no extenderla también a los espacios mas estructurados y jerárquicos? Pues esto es lo que ha pasado. Muchos gerentes y directivos están viendo que la vieja formula de grupos de innovación/mejora (un poco gastada ya la nomenclatura) si se actualizan en grupos de trabajo (comisiones, comités, etc) pueden ser buenos instrumentos para producir mejores respuestas a los problemas de la organización en peticiones puntuales dirigidas.
Y se veía venir y ha pasado. Se están habilitando en muchas organizaciones este tipo de grupos.
Las razones mas cercanas, creemos, son dos: por un lado las políticas de austeridad que favorecen usar lo propio; y de otro el uso creativo y intensivo de la TICs. Si a eso le unes la potencia del conocimiento interno que al ser compartido (y enriquecido en la interacción) se ofrece como plataforma de mejora e innovación permanente en la organización.
Pues bien, lo que hemos hecho hoy, en la V Sessió Espais de Gestió del Coneixement Guía rápida para el trabajo colaborativo: Lo que funciona en grupos de trabajo por encargo, ha sido ordenar algunas ideas que, extraídas del funcionamiento de las comunidades de práctica, pueden ser aplicadas a estos grupos.
Por cierto, Nuria Vives, Mireia Ochoa y la debutante Ana Saint-Dizier magníficas en sus intervenciones.
¡Que lo aprovechéis!

El Coworking y los nuevos modelos de trabajo.

coWorking BCNEsta mañana nos desayunábamos con esta noticia de la Vanguardia en su edición digital: Yahoo ordena a los que trabajan en casa que vuelvan a la oficina. La empresa alega que se incrementa la creatividad cuando los empleados coinciden en el mismo edificio.
Sin pasar a valorar si somos más productivos en casa o en la oficina, de seguida conecto la noticia con uno de los próximos eventos formativos que hacemos en el CEJFE. Se trata de la segunda sesión Espacios de Gestión del Conocimiento Coworking: Nuevos espacios de Trabajo y colaboración (lunes 11 de marzo de 16 a 19 horas)y me pongo a pensar que estoy de acuerdo en las razones que da la empresa “Algunas de las mejores decisiones e ideas surgen de las conversaciones de pasillo o de las discusiones de la cafetería, donde se conoce a gente y se improvisan reuniones. La rapidez y la calidad a menudo se sacrifican cuando se trabaja desde casa”
La pregunta es:¿ es por esta razón  que de forma imparable están proliferando en Barcelona y en todo el Estado los espacios de trabajo compartido?
Esto leemos en otra notica reciente: Según estudios recientes durante el 2012 el coworking ha seguido creciendo en número de miembros. También muchos espacios planean expandirse dadas las expectativas de seguir creciendo.  Lo que no cambia son los valores centrales de “comunidad, colaboración y productividad” que permanecen entre los usuarios de los espacios. Además se añade otra palabra importante para ellos: ¡diversión!
Y también leemos en el blog del MOB (entidad invitada a la sesión del día 11) las ideas clave:
–        El coworking es sólo el inicio de algo. Poner en un espacio común y físico un grupo de profesionales más o menos autónomos para que sigan haciendo lo que saben hacer. Sacarlos de casa. Reducir costes. Esta es la idea inicial, claro, pero como apunta Manuel Zea hay una filosofía detrás… la filosofía de ‘trabajar colaborando’ y se produce mucho tiempo después, de manera espontánea y como resultado de las relaciones casuales establecidas entre los miembros de una comunidad de coworking.
–        …pues cuando esto ocurre, cuando las relaciones entre profesionales se establecen de una manera casual, cuando empiezan por un ‘Hola’, siguen por un ‘tienes un boli?’ O ‘comes aquí?’ Ya hay un camino dictado que nos llevará, tarde o temprano, al verdadero significado de ‘coworking’.
–        La idea básica de MOB y ​​de muchos de los otros espacios incipientes de coworking en Barcelona pasa por dos palabras: espacio y comunidad. El coworking, en este sentido, no se puede basar en forzar relaciones profesionales sólo porque uno sea diseñador y el otro sea un copy-writer. Seguramente el diseñador ya tiene suficientes encargos y el copy ya trabaja con otros diseñadores. Compartirán café un día y enseñarán proyectos o comentarán otros pero … existe la posibilidad de que, con el tiempo, y si se entienden profesionalmente, el tiempo compartido y el conocimiento mutuo les permitirá emprender una colaboración juntos
–        Y es precisamente aquí donde el coworking se convierte en realidad y se aleja de la utopía o de la tendencia. En el momento en que un diseñador que quiere iniciar un proyecto propio no busca el copy-writer dando voces o haciendo una búsqueda en linkedin, sino que ya sabe cómo trabaja el que tiene al lado, cuáles son sus puntos fuertes, como tratar lo y, incluso, si es un buen momento para ofrecerle una colaboración. Es en este punto donde el coworking y el cocreating fluye con naturalidad sin que tengamos que hablar con neologismos ni anglicismos y nos centramos con una única palabra: El compañero o la compañía.
–        Lo que ocurre en MOB cada día me recuerda más a un aula que a una oficina. La única diferencia es que aquí los alumnos son a la vez profesores. Guardan la ingenuidad y la capacidad de sorprenderse de lo que tienen alrededor con el valor añadido de sus habilidades profesionales que, a su vez, crean este efecto de sorpresa en los demás.

Los Blogs y la felicidad

WaterfallDesde hace algunos años -me llama la atención y lo vengo siguiendo-, que en los primeros días de septiembre los medios de comunicación se hacen eco de lo que ha venido a llamarse el síndrome postvacacional. Se esfuerzan en describirlo con todo tipo de síntomas y, sobretodo, en buscar a personas corrientes que hablen de su (mala) experiencia. La pregunta que les plantean es, por lo general, que describan cómo se sienten en los primeros días de trabajo. Como creo que hay muy poco interés en la noticia en si –por obvia y generalizadora; y mucho, en cambio de necesidad de seguir el guión que toca en época de escasez de noticias, cada vez se les ha dado mas cancha a los reporteros y nos han ofrecido, habitualmente, verdaderas joyas de reflexión popular sobre el fin de las vacaciones y la nueva temporada de trabajo. Pues bien, en esto estaba pensando y buscando, cuando descubro otra cosa que me ha llamado la atención: según un a investigación reciente los blogs y los microblogs son la base de un nuevo sistema para medir la felicidad de la gente. Tiene su punto de interés. Señalo algunos:
1- El primero de ellos proviene de la aportación de una propuesta que no se base en la autovaloración personal. Siempre y en respuestas públicas, estas metodologías autovalorativas sobreestiman los niveles que declaramos. Por ejemplo, a lo largo del mes de agosto El Periodico de Catalunya ha dedicado una página explicando cada día la experiencia de un personaje. Por lo general, en una escala de 1 a 10 los entrevistados se situaban por encima del 9’5.Sospechoso.
2- La segunda proviene del propio medio (blogs y microblogs) que se ha utilizado para estudiar fenómenos sociales. Es la primera vez que veo en estos estudios que se utilicen blogs como un medio masivo para extraer conclusiones. Esto ya dice ya mucho sobre la popularización e impacto de los nuevos medios.

Pues bien, el estudio ha sido muy simple: construir lo que podríamos llamar un felicidometro. Se ha confecciona un software específico que rastrea en millones de blogs (por ahora sólo en lengua inglesa) el tipo de palabras que siguen a estas dos frases: “yo siento…..” o “yo me siento……”. Las palabras que seguían después de las frases fueron clasificadas en una escala de felicidad del 1 a 9. Se clasificaron un total de 1.034 palabras. A cada palabra se le dio una puntuación: ( feliz, contento, orgulloso, por ejemplo, estaban entre las puntuadas con mas valor (9), e infeliz, triste, deprimido, etc, entre las menos valoradas (1). Lo que se consiguió fue, al final, retratar el estado de animo de un país diariamente. Hoy sabemos que en USA los días mas felices desde que se hace el estudio han sido el de las elecciones y la victoria de Obama y el dia de su proclamación como presidente.

¿Hay que estar cabreado para innovar?

ian_gibsonHace unos días hablábamos aquí sobre como innova la naturaleza y veíamos que era un proceso natural motivado por una necesidad de supervivencia: o evolución o extinción. Relacionado con esto, en estos días posteriores a la intervención de Jorge Wagensber, he tenido la oportunidad de reafirmar esta idea de dos maneras distintas y que creo se pueden aplicar a la fuente de la innovación. No quiero ser muy exagerado si digo que esta es la insatisfacción vital (no momentanea). La primera de las ideas es de Jordi Nadal y la segunda de Federico Garcia Lorca.
Vamos con la primera. El periódico de Catalunya el pasado domingo, en primera pagina se hace eco del discurso pronunciado por Jordi Nadal, presentándolo como el discurso que había impresionado al Rey. Al día siguiente, la segunda y las tercera página vuelven a hablar del tema y lo resaltan con titulares tan suculentos como Los catalanes prefieren ser funcionarios que emprendedores. Devoré el discurso. Me pareció muy acertado y recomiendo su lectura. La idea que subyace a todo el discurso, para mi es que Cataluña pudo configurarse en los dos siglos pasados como una gran potencia industrial y comercial por la contribución de varias generaciones de emprendedores que veían por esta vía- mermados los derechos políticos- la única posibilidad de reivindicarse como profesionales y como país. O sea el empuje necesario venia de una onda insatisfacción.
Algo similar vino a decir Ian Gibson, ayer por la tarde en el Romea, sobre Federico Garcia-Lorca. Todo su potencial de creatividad y de producción vino amplificado y multiplicado al ser consciente- ya desde muy joven- que su vida tendría mas dosis de drama que de comedia. O sea, ¿podriamso concluir que las personas felices no pueden innovar? Yo me lo estoy aun pensando. Y eso que de este tema (felicidad) ya hable durante una temporada.

Lifehack

Es uno de mis blogs preferidos. Con el tiempo se ha convertido para mi, y para otros miles de personas, en una referencia obligada para aprender a manejarse eficazmente en la sociedad de la TICs. Se trata del blog Lifehack. Toca todo tipo de temas bajo una óptica parecida a la de autoayuda en clave divulgativa. Es un blog colaborativo y la mayoría de los artículos están escritos por personas especializadas en esos temas. Hoy me ha llamado la atención uno que ya es recurrente: cómo sobrevivir y ser eficiente en medio de la sobrecarga de información. La evidencia es aplastante: hay demasiada información. La conclusión también: o sabemos manejarnos eficazmente o nos volvemos improductivos.Es evidente que la imposibilidad de hacer frente adecuadamente a la información es una fuente importante de estrés y de infelicidad, y también puede dificultar seriamente alcanzar nuestros objetivos. Las recetas que explican los de Lifehack son sencillas y de sentido común:
Disponer de un sistema personal de identificación, almacenamiento, tratamiento, recuperación y uso de la información.
Ponerse a dieta (de información). El consumo masivo y compulsivo no puede ser bueno. O seleccionamos bien nuestra fuentes o lo que tendremos, sencillamente, sera inmanejable.
El dilema de infodevorador. Le ponen nombre. Cuando tenemos muchos temas de interés y no los acotamos bien, la alineación de la información y la productividad puede no ser fácil. Corremos el peligro de convertirnos en infodevoradores.
Un post del Caparazon también se explicaba algo de esto hablando de las nuevas competencias de aprendizaje que se nos exigen.Una de ellas seria Conciencia y la describe así:Ser conscientes del flujo de información al que estamos expuestos así como de los retos y oportunidades que representa. El tema es distinto para nativos y no nativos digitales, dado que quizás en este último caso, la primera resistencia a superar será la desconfianza o reacción defensiva ante el caos, el volumen aparentemente inmanejable de información a la que atender. El filtrado de contenidos o la lectura en diagonal .
Como conclusion personal os diré que pese a que podemos encontrar posturas diferentes en este tema (quizas positivas en fase de inicio de recopilacion o documentación) cuando tienes algo ya concreto que hacer, o limitas las fuentes o no acabas nunca de preparar lo que quieres decir.

bck_libros