Reivindicación del learning by doing (y de Sebastian Barajas) (1)

Sebastian BarajasDesde hace más de 3 años teníamos una deuda  pendiente con Sebastián Barajas. Fue con motivo de su  presencia y la de Roger Schank  en el CEJFE explicándonos una excelente versión del learning by doing, el  llamado Story Centered Currículum  (SCC ) y su desarrollo practico en un posgrado de La Salle en Barcelona . En el turno de preguntas  y,  contrariamente a lo que suele pasar en estos actos, hubo más de  (agria) polémica que de debate. Teniendo en cuenta que Sebastián y Roger habían modificado su agenda para venir al CEJFE y lo hacían de forma altruista, no me sentí bien con lo que pasó. Pues bien, con ocasión de la presentación del libro de Sebastián (Aprender es Hacer)  le podemos  hacer justicia.
Leyendo, ahora, el magnífico  libro que presentaremos el martes,  entiendo un poco la polémica que se suscitó hace 3  años.  Ferran Ruiz Tarragó, en un excelente  prólogo a la obra,  apunta a que existe un modelo mental de lo  que debe ser  un centro educativo y lo que se supone que debe hacer, que  está fuertemente establecido y que es tan difícil de cambiar que ni  siquiera se pretende hacerlo. Creo, precisamente, que dos años atrás, en este contexto de modelo mental inmovilista, las tesis de Roger y Sebastián, produjeron un  efecto polémico  en  algunos  asistentes prisioneros de esa manera de entender la educación  nacida en   la época industrial y, ahora,  tan obsoleta (y tan viva).

La perplejidad, en cualquier caso –apunto yo-debería venir  por lo que supone de esfuerzo  el   reivindicar lo que es obvio: se aprende haciendo. En palabras de Ferrán Ruiz: todos los grandes pedagogos se han fijado en que nuestra escuela está demasiado centrado en  la información, en proporcionar  hechos, y demasiado poco en hacer cosas, en aprender por medio de la acción.

Pero creo que lo substantivo del libro es, precisamente, las alternativas –pensadas, reflexionadas-  que nos ofrece (y cito- libremente- a Ferran Ruiz Tarrago)

–          Aprender es Hacer propone una salida viable al tradicional orden de cosas mediante un currículum basado en escenarios (SCC) con potencial para refrescar el imaginario de la educación y capaz de proporcionar una alternativa consistente y fiable.

–          Los currículos actuales fueron concebidos y siguen estando diseñados en términos de contenidos y asignaturas,  por lo que cambiar los procesos educativos requiere un cambio previo del diseño curricular.

–          El SCC  estructura los planes de estudio académicos alrededor de escenarios  que proponen  la resolución de problemas a partir de los procesos cognitivos (razonamiento, comunicación, y relaciones  interpersonales),  los dominios del  conocimiento y los niveles de maestría.

–           Las propuestas de un SCC  pueden ir desde  situaciones simples para alumnos poco preparados hasta problema muy complejos para estudiantes  pertrechados con el bagaje suficiente de experiencias y conocimientos.

–          El SCC  propone una construcción de conocimiento mediante dinámicas profundamente arraigadas en  las pautas y las prácticas de resolución de problemas que tiene lugar en el seno de las comunidades profesionales. A diferencia de la mayoría de los cursos de la enseñanza tradicional,  que son una especie de preparación para un  hacer que nunca llega,  un SCC es como un conjunto de talleres  virtuales de una profesión determinada,  que presupone y exige la autonomía del alumno, el cual recurre a su mentor cuando  precisa soporte,  diálogo y orientación.

–          Mediante el SCC  se puede conseguir que el aprendizaje sea mucho más significativo que el que se obtendría estudiando la teoría de un campo del  que no se tiene  ni se adquiere experiencia  práctica.

–          Un SCC es  una potente modernización del sistema medieval de aprendices que seguían  un programa basado en practicar tareas cada vez más complejas.

–           Aprender haciendo es una  exigencia  fundamental de nuestro tiempo , por el hecho de que los adolescentes y jóvenes de hoy pertenecen a  una generación digital que ha vivido toda su vida en una realidad infocomunicativa e interactiva que no se parece en nada a la de una o dos décadas atrás.

La solución que  Sebastián Barajas aporta se basa en cuatro ideas:

1-Desarrollar profesionales.  Nuestra sociedad y nuestra empresa necesitan y demandan  profesionales, no profesores. Formar a un  profesional requiere  de técnicas diferentes de las usadas habitualmente en la educación académica tradicional.
2. Utilizar el conocimiento que nos brindan las ciencias cognitivas (en esta magnífica intervención lo resume el propio autor).
3. Aprovechar lo que ahora sabemos de organización y gestión.   La época industrial en la que se desarrolló nuestro sistema ha evolucionado tremendamente y las empresas de hoy en día tienen unos parámetros de funcionamiento que nada se parecen a las del siglo XIX. Conceptos como la personalización de productos y servicios a las necesidades personales de cada usuario, la gestión de la calidad, la organización por procesos, la reingeniería, la mejora continua,  la gestión del desempeño, el trabajo multidisciplinar en equipo, por citar algunos, son salvo raras excepciones, ajenos a la organización escolar y universitaria actual.
4. Utilizar las tecnologías de la información y la comunicación para transformar proceso de producción haciendo  un uso extensivo de las TICs.

Dejo  para la próxima entrada la crónica de la presentación del libro (aun inscripción abierta) y un resumen de las  ideas sustantivas  del libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s