Tres estrategias para desarrollar metodologías de aprender-enseñando en el puesto de trabajo.

Participacion en CoPs                    Si lo pensamos un momento, la mejor forma de aprender algo es enseñarlo.

Entonces, ¿por qué no podemos tener estudiantes que les enseñen a sus compañeros?

¿Cómo construir un contexto para que eso sea posible?
                                                                              John Seely Brown

 

Uno de los métodos más eficaces que conozco para provocar serendipia  es pasearse por librerías y bibliotecas sin un objetivo fijo. Concretamente, en Barcelona, las bibliotecas públicas ( servicio público mejor valorado por los ciudadanos)  siempre son  una fuente de descubrimiento. Por parte de los bibliotecarios se cuida muy bien la selección de novedades y las ofrecen  de forma muy cómoda a los posibles  lectores.
Pues bien, hace un par de días descubro Aprenseñar , una obra de David Durán en la que desarrolla las evidencias científicas e implicaciones educativas de aprender enseñando.
Como ya podéis comprender enseguida me engancha su lectura y encuentro coincidente  las tesis que defiende  con los planteamientos del  aprendizaje en las organizaciones que venimos desarrollando.

¿Por qué? Algo así de sencillo: todos tenemos alguna experiencia de haber  impartido una clase o conferencia  en alguna ocasión. Y no  nos equivocamos cuando decimos que al finalizar la explicación ya sabemos mucho  más del tema y hemos consolidado conocimientos. Somos más expertos. La maestría, por tanto, la desarrollamos en el proceso  de preparar  y explicar.

Como dice el autor la propuesta del libro es en cierto modo una vuelta a los orígenes del acto de enseñar. Aprendemos enseñando cuando convertimos la actividad de aprender y enseñar en un diálogo con los otros y con nosotros mismos, cuando nos imaginamos unas mentes que queremos transformar, cuando  no nos limitamos a decir lo que sabemos si no que lo transformamos para comunicárselo a otros.

Más adelante sitúa el contexto: …supera el paradigma de la  enseñanza despersonalizada centrada en los contenidos, en la transmisión unidireccional del saber que acaba disociado a quien enseña de quien aprende… con la profesionalización de la enseñanza, y con currículos prescriptivos y cerrados basados en una ideología educativa taylorista, se nos ha llevado a olvidarnos de lo esencial, de que enseñar es ayudar a otros y que para ello tenemos que imaginarnos a esos otros.

Pero, ¿existe evidencis científica de que enseñar es  una manera de aprender? David Duran no necesita recurrir al sentido común y  a la casuística personal (por cierto,  aprovecha para desvincular la famosa pirámide de  retención de aprendizaje de cualquier  tipo de investigación que se haya desarrollado ) y aporta numerosa investigación que lo abala. La teoría que sustenta el aprendizaje enseñando la sitúa en los mismos parámetros que el aprendizaje colaborativo y entre iguales: la teoría sociocultural de  Vigotsky  y la  zona de desarrollo próximo. Se concibe el  aprendizaje, según Vigotsky,   como el proceso de reestructuración subjetiva –internalización- a partir de instrumentos de mediación cultural en condiciones de interacción social. Este  proceso desde el punto de vista del enseñante tendría esta secuencia en términos de eficiencia:
1-  Aprender para enseñar, mejor que aprender para uno mismo.
2-  Aprender y explicar, mejor que solo aprender para enseñar.
3- Enseñar interactuando, mejor que enseñar explicando.

Estas tesis, por otra parte, se ha referenciado  a lo largo de la historia en múltiples ocasiones. Duran recoge éstas:

Enseñar es aprender. Séneca

Quien enseña otros aprende el mismo. Comenius

Enseñar es aprender el doble.  Joubert

Para mí, no hay separación entre enseñar y aprender, porque enseñando también se aprende. Pau Casals

Tres estrategias para desarrollar metodologías  de aprender-enseñando en el puesto de trabajo.

En parte siguiendo las tesis de Duran, y en parte ampliándolas , se me ocurre que estas tres estrategias pueden servir  para crear ese contexto del que nos hablaba John Seely Brown en la cita inicial.

1-Establecimiento de trabajo colaborativo. Puede ser a través de comunidades  de práctica, a través de grupos de trabajo, a través de comunidades de innovación, etc. La estrategia es la siguiente: cada uno de los participantes tiene asignado un determinado desarrollo de una temática particular,  la  cual necesita  prepararse para ser explicada  posteriormente a los  compañeros.  En este proceso de preparación y explicación posterior, se reporta aprendizaje eficiente para el grupo, y sobre todo para el preparador. Cómo es rotativo, al final, todos los participantes habrán aprendido. Es coincidente con la evaluación que hicimos hace unos años a los participantes en las comunidades de práctica del programa Compartim , que mantenían que su  adscripción y mantenimiento en  comunidades de práctica  era  por motivos de aprendizaje.  En el esquema del inicio de la entrada se recoge.

2- Elaboración de recursos de aprendizaje.
Ya hay suficientes experiencias que nos muestran que estas estrategia  de preparación de materiales, son  particularmente útiles tanto para el que las prepara como para el resto de la organización que las usa. El esfuerzo que ha de realizar  la persona que tiene  la responsabilidad de preparar el material deviene en  aprendizaje duro. Programas como el de 5 minutos del Hospital de Sant Joan de Déu,  el proyecto Disraelí, o lo que venimos haciendo el programa Compartim en  Narrativas Digitales, supone un esfuerzo de documentación y  desarrollo responsable directo de aprendizaje en la  temática que desarrollan.

3- Espacios de resolución de problemas organizativos por parte de los profesionales internos. Tal y como venimos desarrollando para los agentes de aprendizaje en el programa REGAL,  uno de los cometidos en que insistimos  es el de  impulsar  en la organización la habilitación de espacios de debate y de resolución de problemas de forma ágil. No tienen  la formalidad de las comunidades de práctica, ya que son espacios informales, pero una cierta distribución de tareas y la  preparación previa sobre aquellos temas que se suscitan,  implica  ponerse en este papel de preparadores  de otros. O sea,  aprender.

3 comments

  1. Hola Jesús. Qué estupendo post, gracias.

    Yo interioricé lo que de verdad significa la “zona de desarrollo próximo” en el marco de un precioso y complejo proyecto propio que me obligó a revisar a fondo el significado de “colaborativo y entre iguales”. Y hago hincapié en el “entre iguales” porque hay que desprenderse de muchas capas para tomarlo como punto de partida.

    Un saludo.

    Me gusta

    1. Tienes razon Teresa, tantos años de rutinas en los que los papeles de experto y aprendiz han estado reproducidos en la escuela y en la formación, cuesta modificarlos. Hace falta, como tu haces, quitarse esas capas que nos hacen ya ineficientes en el aprendizaje de otros.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s