¿Cómo aprenden los mejores?

Els millorsGraells

Si hay dos palabras que en los últimos años  se están promocionando de manera imparable son la emprendeduría y el aprendizaje. Emprender y aprender aparecen cada día en los medios como palabras mágicas que pueden solucionar todos nuestros males (sociales). Y, mucho nos tememos, esta tendencia no va a desaparecer en el corto plazo.

Pero, en esta ocasión,  nos vamos a detener en el  aprendizaje. Y es que nunca antes como ahora se había hablado tanto y con tanta intensidad de la necesidad de aprender. Fue  en el  Informe Delors  el  que ya apuntó el problema de base: la formación a lo largo de la vida ya no es una opción.

Y las razones son muy  claras, entre ellas estas: la penetración imparable de las TICs e Internet, el desarrollo, posterior de la economía del conocimiento y la sobreabundancia de información a la que estamos expuestos.

Tanto es así que podemos decir que uno de los rasgos más característicos de la época actual es la sobrecarga de información. Nunca antes en la historia de la humanidad nuestro cerebro se había puesto tan a prueba para poder procesar esta enorme cantidad de datos.  Y sabemos que aún es pronto para valorar  qué efectos producirá este fenómeno en nuestro cerebro. Pero ya encontramos posiciones muy diferentes: desde las muy  pesimistas hasta las muy optimistas.

Y, además, se da un factor añadido: la crisis de intermediación en la que se encuentran las entidades proveedoras de formación: universidad, escuela, centros de formación corporativa, etc.

Y esto es aún más grave ya que, como decía J. Chambers en su artículo La Sociedad del Aprendizaje, … la explosión del conocimiento impulsada por la potencia de la red para conectar a las personas y difundir ideas, cambia naturaleza misma del aprendizaje. Debemos innovar y desarrollar nuevas modalidades de aprendizaje, tanto formales como informales, que satisfagan las demandas de las sociedades del conocimiento. Los responsables de guiar el aprendizaje deben abandonar la zona de confort e innovar de forma continua para anticipar las necesidades de los estudiantes.

Y en eso estamos. Preguntando, escuchando y reflexionando cómo ser más eficientes en nuestra misión. Y hay varias posibilidades. Julen Iturbe, en un (como es habitual)  excelente post nos hablaba de mejorar nuestras competencias, para ser más eficaces en la gestión de la información, a través de nuevas metodologías y  herramientas tecnológicas. Pero hay muchos más factores implicados. Desde los  hábitos higiénicos (en esta infografía se explican), pasando por los biológicos (mi antiguo profesor Ignacio Morgado nos da muy buenas noticias sobre la bondad del sueño y de la generación de conexiones neuronales a cualquier edad), los más sociales (colaboración, redes, contactos y PLEs para organizarlos), aspectos intermediarios como la emoción y la motivación, etc.

Pero también -y ha pasado un tanto desapercibido-, hay un factor que llamaremos el factor artesanal / personal, y que puede ser desequilibrante (en igualdad de condiciones con los demás).

Por ejemplo, y para ir acercándonos donde queremos, me fascinó esta revelación de Carles Ramió en un apartado de su último libro que titula La importancia del territorio donde uno escribe, dice esto:

Puede parecer una tontería, pero saber encontrar el lugar adecuado para escribir es más importante de lo que parece. Todo lo que publico… lo escribo en mi casa. Y esta elección no ha sido precisamente pacífica; no era lo mismo una habitación que otra, ni siquiera el espacio que ocupaba la mesa dentro de la habitación. Como he cambiado muchas veces de vivienda, cuando busco el nuevo piso de turno, en el que más me fijo es en sí hay una habitación y un espacio donde crea que me voy a sentir cómodo para escribir. Una vez me equivoqué con la vivienda y durante nueve meses no escribí ni una página porque  me sentía incómodo.

  También, recuerdo ahora, la confesión de un amigo investigador que me comentaba que cuando está en la fase documentación para la redacción de un Paper, cada vez que en Internet descubre algo de mucho interés, debía dejarlo inmediatamente e ir al baño;). Recobrado el entusiasmo ya podía continuar.

Pero, más allá de lo acertado -o lo identificados que nos podamos sentir con estas anécdotas-, creo que cada uno de nosotros tiene una serie de técnicas y métodos personales que con el tiempo hemos ido validando.

Debatir sobre todo esto, con personas referentes en sus ámbitos profesionales puede reportar experiencias y conocimientos impagables para todas las personas que quieran mejorar en su aprendizaje autónomo. Recuerdo ahora, por ejemplo, que Manel Muntada, una de las personas invitadas, me comentaba sobre sus horarios de trabajo y de su mejor franja de productividad ( seguramente responsable de su estilo reflexivo,  y siempre atinado  por  personalizado) ,  que ahora no desvelaré- (Estuve pensando -fascinado- sobre ello  mucho tiempo y he llegado a la conclusión de que seré  incapaz de copiar su método;).

También, por citar otro caso, hace unos meses me sorprendió la habilidad de codificación de conocimiento y de organización de múltiples fuentes informativas que posee Marisol López (también invitada).

Pues bien, aparte de estos dos testimonios, para los que estéis interesados, contaremos con otros cuatro más de impacto. Intentaremos que se sientan cómodos y que nos desvelen sus mejores estrategias. Por ejemplo: el secreto de la productividad de  Dolors Reig, o cómo es el   entorno de trabajo de Jordi Graells que la hecho llegar a cotas de liderazgo y de conexiones admirables. Y por último, el caso de Marc Ceron, uno de los altos directivos del Departamento de Justicia que ha hecho una lectura de la organización -y de su gobernanza- más inteligente  y más productiva para sus equipos.

El programa de la mesa redonda es este:

Mesa redonda: ¿Qué os puedo enseñar  de mi aprendizaje autónomo?

Manel Montada Colell Consultor. CumClavis

Marc Cerón Riera Subdirector General de Reparación y Ejecución Penal de la Dirección General de Ejecución Penal a la Comunidad y de Justicia Juvenil

Dolors Reig Hernández Psicóloga social, conferenciante, consultora, profesora en diferentes universidades, empresas, organizaciones y eventos. El caparazón

Jordi Graells Costa Coordinador de Contenidos e Innovación en la Dirección General de Atención Ciudadana y Difusión (Departamento de la Presidencia). Graellsbloc

Marisol López Vicente Directora del Área Digital del Instituto Catalán de las Empresas Culturales (ICEC)

Inscripciones aquí.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s