Rediseñando la curación de contenidos (1): cuando el buen contenido no es suficiente.

 Michael Bhaskar, autor de Curaduría: el poder de la selección en un mundo de excesos, explica que los japoneses disponen de una palabra para describir el acto de comprar constantemente libros y nunca llegar a leerlos: tsundoku. Y que ya en algunas librerías (distrito de Ginza de Tokio) solo está permitido comprar un libro, a la vez, por persona.  

No es casual, por tanto, que sea una autora japonesa (Marie Kondo) la que haya triunfado con su propuesta de curar no solo la información, sino también todo lo que nos envuelve y nos satura, con su obra LA MAGIA DEL ORDEN.  

Más allá de encontrar fascinante estas noticias -y hacer autoevaluación personal😉- lo conecto con el necesario debate sobre el papel actual que juega la curación de contenidos en la formación corporativa. 

En esta entrada reflexionaré sobre el estado de la cuestión (repasaré lo bueno, lo malo y lo prometedor) y, en la siguiente, propondré cinco grandes ámbitos de mejora. 

Desde que los entornos Web de los centros formativos permitieron subir con facilidad recursos, muchos profesionales encontraron relevante actuar y empezaron a sucederse propuestas para mejorar/ayudar a los aprendizajes de sus usuarios mediante la disposición de materiales y recursos. Pero, – y es lo que desarrollaremos en dos posts, también en 2008, ya avisaba Alfons Cornellá, de que no todo vale, de que hay reglas que no podemos desconocer y avisaba de efectos secundarios (inventaba la palabra infoxicación). 

He tenido la oportunidad, en los últimos años, de explicar las claves de la transformación de la formación (y de los departamentos de formación), en diversos foros, lo cual me ha permitido reflexionar sobre este aspecto, que lo considero crucial, y he dedicado una parte importante de tiempo a observar que se estaba haciendo por parte de los distintos actores implicados. 

(Aquí tenéis una ppt – más visual que informativa- donde, en una parte de ella, lo desarrollo; y un mix de capturas de pantalla de algunas organizaciones.) 

El enlace a la PPT lo encontráis aquí
Capturas de pantalla de webs de recursos de Escuelas e Institutos de Formación

Pues bien, como decía, conscientes ya muchos departamentos de formación, de la importancia que está cobrando la autonomía de los aprendices en los autoaprendizajes, se constata un gran esfuerzo por habilitar este tipo de espacios con contenidos.  Pero de su seguimiento se puede observar que hay prácticas muy diversas. Y que el balance global, por decirlo con estas palabras, es de luces y sombras.  

A continuación enumero los aspectos positivos, otros en los que se debe de mejorar y, también, otros elementos que apuntan una buena línea de transformación.   Pero, ya avanzo, en ningún caso encontré propuestas tan elaboradas, trabajadas, y refinadas, y de tanta ayuda, como las que en los contexto de aprendizaje, hacen, por ejemplo  Marta Torán; o la propia Jane Hart. O lo que hace Virginio Gallardo, en su cuenta de Twitter, que en una propuesta minimalista te va informando de todo lo relacionado con el nuevo management, la transformación y el liderazgo de las nuevas organizaciones. O sea, te ponen al día, dedicando muy poco tiempo y esfuerzo  

Algo así tan escueto y tan filtrado, no lo he encontrado.  Y este ha sido el motivo de esta reflexión: aportar ideas para llegar, de forma corporativa, a un segundo nivel de curaduría que nos haga evolucionar de espacios llenos de contenidos (ahora inabarcables), a espacios elegantes, refinados, curados y que sean de verdadera ayuda, y, por tanto, y como consecuencia, frecuentados. Vamos a ello. 

 1- Los aspectos positivos de la curación corporativa

Podemos decir que, a nivel general, ya existe plena conciencia de que los recursos aportados para el aprendizaje presencial, aún muy dominante, han de ser (re)aprovechados como recursos en los diferentes espacios web o la intranet de las organizaciones. Y esto, que ahora lo valoramos como algo normal, ha sido una gran novedad. Hasta hace muy poco existía nula conciencia de la necesidad de trabajar a escala y de aprovechar los recursos que invertíamos para las sesiones presenciales.  Una segunda vida para los contenidos que se habían diseñado para la presencialidad era algo a lo que estábamos obligados. De esta manera, ya prácticamente en todas las Escuelas, Institutos y otros departamentos de formación, tienen habilitados espacios de recursos específicos. En algunos casos, provienen directamente de la adaptación de los contenidos impartidos en la presencialidad ( ppts, PDF, publicaciones, etc); y , en otros,  de la grabación de ponentes en las jornadas. 

Y es una tendencia que va en alza. Ya prácticamente no se concibe que, en jornadas, congresos, seminarios, etc., a los ponentes no se les grave y se les suba a la red. Y, siendo justos, tiene gran mérito. Este tipo de deberes se ha hechoen la mayoría de las ocasiones,  sin contar con más medios y reciclando personas en labores técnicas y aprovechado los (no preparados ni diseñados para ello) espacios virtuales disponibles.  

 2- Los aspectos a mejorar. 

Salvo algunas excepciones, en algunos materiales concretos, en la gran mayoría de los casos son espacios muy poco visitados.  Las intervenciones, a veces de grandes ponentes, pasan sin pena ni gloria.  Y todas las expectativas que habíamos depositado para un uso masivo, no se están viendo cumplidas.  

Efectivamente, hay elementos del propio diseño de los espacios que no facilitan ni favorecen su posicionamiento como espacio de referencia. Ya avanzo, que hay excepciones. Por ejemplo, (gracias Robert) el   Ayuntamiento de Sant Boi ha habilitado un apartado (fuera) de la web del Ayuntamiento,  dedicado plenamente a recursos. Con una arquitectura y un diseño, que facilita su consulta. También, en su día, hizo algo similar Cibernarium (Mediateca de Barcelona Activa). Necesitamos, ya avanzo, gestores de contenidos inteligentes en los que se pueda visualizar de forma mucho más amable (curada) los contenidos. Y no valen trucos.  Yo siempre cuento la anécdota del juez Calatayud, el cual en  YouTube tiene audiencias millonarias, y no conseguimos un incremento similar en nuestro canal de YouTube cuando lo invitamos😉. Y es que el problema (y la solución) va más allá de los buenos contenidos.  

3- Estrategias esperanzadoras. 

Seguramente tendremos que considerar que estas prácticas que hemos iniciado progresivamente   irán madurando y acabarán consiguiendo mejores resultados. Aun a costa de dejarme (por desconocimiento), algunas buenas prácticas, a continuación, señalaré dos que pueden implicar un cambio de tendencia: 

  • Formatos Breves. 

Desde hace ya tiempo, en algunos departamentos tuvieron la preocupación de ofrecer formatos más acomodados al uso real del tiempo por parte de los usuarios. Es el caso (curiosamente con el mismo nombre), de las series conocidas como 5 minutos. Las hay, por cierto, con mucho éxito, en Hospital Sant Joan de Déu, el IAAP, la ECLAP, etc. Son vídeos muy cortos, no supera los 5 minutos, y, en algunos casos, sobre todo cuando los vídeos están pensados para presentar contenidos que específicamente han de ser visuales, tiene mucho éxito. Por ejemplo, estos relacionados con las técnicas de amamantar o de rehabilitar enfermos, pensados para enfermeras (aprovechando que hoy domingo es el día mundial de la enfermería).  En otros casos, cuando el contenido, aunque sea corto en 5 minutos, es solo auditivo, el cual podría ser sustituido por un postcat, por ejemplo, los resultados no son tan buenos. 

Si el contenido es visual se disparan la visitas
  • Micro contenidos. 

Es el caso, por ejemplo, de la Escuela de Administración Pública de Catalunya. En los últimos tiempos están introduciendo muy buenas novedades en diferentes programas. En curación han comenzado a publicar una colección de micro vídeos, de no más de un minuto y medio, que configuran verdaderos itinerarios de aprendizaje. Es el caso de las áreas relacionadas con las competencias digitales a cargo de Genís roca. Es de notar, también, que las visitas no son aún elevadas. Pero esto ya es otro elemento relacionado, aun no trabajado (post siguiente). 

El canal Ruta Directiva de microvideos aquí

●      Diseñar los eventos para ser curados. 

En este caso, y perdonadme la inmodestia, me refiero a una experiencia de mi propio centro de trabajo, el CEJFE. El próximo jueves, y es una primicia, hemos diseñado una estrategia de curación de contenidos para la jornada de Buenas Prácticas en gestión del Conocimiento del 16 de mayo. Con más de 22 ponentes, los cuales no van a tener más de 10 minutos de intervención, hemos tenido que establecer una estrategia para captar todos los matices y las ideas fuerza, para en un tiempo muy reducido editarlas y publicarlas en micro vídeos.  Están diseñadas para ser distribuidas a través de las redes sociales y, como tráilers, para informar primero, microformar después, y motivar a los interesados, ya en una segunda fase, a su consumo  en profundidad. 

Programa e inscripción abierta hasta el 15 de mayo

Como vemos, existe un gran margen de mejora de estos aspectos de curación que me permitiré, en la próxima entrada, aportar algunas reflexiones personales. Ya avanzo los titulares.  

1-Repensando la curación en los entornos corporativos: su conexión con la curación personal. Lo que de verdad valoran los usuarios.

2-. Vinculación de la curación con las estrategias de aprendizaje y de gestión del conocimiento corporativas. 

3-La secuencia lógica: de colección de recursos a servicios; y de servicios a comunidad. 

 4-Mejoras en la versatilidad y flexibilidad de canales y metodologías.

5-Mejora de las estrategias de comunicación. 

9 comentarios

  1. Bon dia Jesús,

    Me parece más que acertado que trates un tema que me parece capital en nuestro futuro a corto plazo (además con varios capítulos!). La curación y síntesis es un reto enorme. Nuestro proyecto de ‘Dinamización de contenidos’ (http://pladeformacioajuntament.santboi.cat/aprenentatge-collaboratiu/blog/) es una pequeña piedra en la idea de filtrar todo lo interesante que ocurre en la red. Hecho por y para los compañeros/as donde considero que hacen un trabajo magnífico.

    Gracias por la cita y en poco más de un mes estrenaremos nuevo plan de formación, nueva imagen, novedades y espero que aún más fácil e intutitivo (obsesión personal casi!)

    Un abrazo y no faltaremos el día 16

    Robert

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Robert, afortunadamente podemos inspirarnos en buenas prácticas que indican el camino, como en este caso es el Ayuntamiento de Sant Boi y el equipo de formación

      Me gusta

  2. Es bueno tener diferentes niveles de experiencias ne relación a los contenidos. A mi me gusta le concepto Transmedial usada sobre todo en la cultura… Trata que un contenido tiene diferentes piezas y formatos para presentar le contenido en diferentes partes y niveles de profundización. Para ponerlo más claro es como la saga de star wars … el contenido completo no se ve solo en una peli, juego o comic, sino se entiend en el conjunto de piezas audiovisuales .. donde unas son mas claves que otras,

    Me gusta

    • Gracias Cristian por comentar. Lo que planteas, en lo estoy plenamente de acuerdo, ya sería para nosotros en la Administracion Publica, la tercera generación. Hemos iniciado la primera, la de subir los contenidos, y estamos aprendiendo todo lo que podemos mejorar. La segunda fase sería disponer de gestores de contenidos que soporten bien los materiales; y en la tercera, tener la posibilidad de hacerlo vía narrativas transmetia, como bien dices.

      Me gusta

  3. Dicen por ahí que hay valor en el tsundoku, aparentemente: https://bigthink.com/personal-growth/do-i-own-too-many-books?
    Resumiendo, la tesis es que tener un montón de libros por leer parece que te hace consciente de lo poco que sabes en realidad y la gente que tiene muchos libros sin leer es, en realidad, la que más lee.
    Sin embargo, en el contexto de esa conexión entre la curación corporativa y la personal que mencionas, quizá las necesidades que cubren una y otra no sean la misma. Diría que hay más búsqueda de serendipia en la curación personal, mientras que de la corporativa uno espera referencias más centradas; una especie de curación de barrido vs. curación de precisión.
    Saludos,
    David G.

    Me gusta

    • Hola David, yo soy de los que tienen muchos libros sin leer y, a veces, no puedo quitarme la sensación de culpabilidad y de no tener los deberes hechos. A veces, desearía que en la biblioteca y en las librerías solo me dejarán un libro… 😉
      Estoy totalmente de acuerdo contigo que el sentido de la curación corporativa debe de ser mínimo y muy enfocado. Aquí sí que menos es más.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s