Empresa abierta y el futuro del trabajo. Reflexiones de Maite Moreno.

Maite MorenoEn el mundo de la empresa, las organizaciones y el trabajo tradicional hay cosas que nos delatan. Por ejemplo,  el uso y abuso de expresiones como “por fin es viernes“. En Twitter, hasta hace poco que ha tomado el relevo otro hashtag ( #FF – followfriday), cuando llegaba el viernes era trending tópico #por fin es viernes. Y es que  incluso para la gente de twitter;),  se continúa viviendo el trabajo como un ciclo encajado en otros ciclos: ocio, familia, formación, etc. Pero la realidad, como sabemos, es otra. Aunque los baby boomers nos empeñamos en seguir empleando rutinas cognitivas antiguas, las reglas han cambiado. En nuestro contexto, y tras siete años de durísima crisis, y tal como dicen muchos  los años que vendrán no van a ser mejores  y en ninguna de las previsiones de los expertos, recuperaremos la sociedad confortable que teníamos.

Como decimos, estos años de crisis nos han dejado como legado la aparición de otro tipo de tejido social y empresarial. Más abierto y poroso,  y menos protector. Excepto en  algunos espacios más protegidos como es la Administración pública (pero, atención: en 10 años se produce la gran retirada por jubilación, y al no haber nuevas incorporaciones al ritmo anterior pre-crisis-, podría ser  una buena oportunidad para replantearnos algunas cosas. Sin embargo,   el resto de organizaciones y profesionales han entrado en otra lógica: la del freelancer, la del emprendedor, la del autónomo, la del riesgo, la del fracaso, la del éxito (en pocos casos). Y también -como extensión lógica-, la de las empresas y organizaciones abiertas, la del coworking, la del trabajo colaborativo, compartido, etc. Y con ello, la necesidad de aprender nuevas habilidades, competencias y estrategias para ser eficientes en estos escenarios tan duros, precarios y competitivos.

Pero también hay buenas noticias. Podemos encontrar ya reflexiones y experiencias que van mostrando nuevos caminos que nos orientan a los más lentos  ​​o los que todavía estamos en la zona de confort. En nuestro contexto, por ejemplo, hay personas y empresas que ya han iniciado este trayecto y nos ayudan a transitarlo.

Ha sido a través de la recomendación de Ricard Faura que nos hemos acercado al trabajo de Maite Moreno, CEO de MHM. (No en vano su empresa se llama Monday Happy Monday -que algo querrá decir en este nuevo paradigma en el que nos movemos-).

De todo lo que hemos escuchado y leído de ella, nos llamó la atención, sobre todo, su capacidad de leer inteligentemente  el nuevo contexto y explicarlo de forma pedagógica. Y siempre con una llamada -calmada pero contundente- a la acción. Destacamos lo siguiente:

Sus reflexiones sobre empresa abierta:

– Basan sus relaciones con las personas que no conocen en la confianza.

– Adaptan incluso sus espacios físicos.

– Se organizan de forma diferente, a través de estructuras organizativas más planas y en forma de red.

– Adoptan nuevas formas de trabajar mediante métodos Agile.

– Remuneran por contribución

Sobre la nueva manera de trabajar … en beta:

“En el nuevo modelo de trabajo, caracterizado por la creatividad, el trabajo en red, todo digital, no jerarquías, la colaboración , la pasión por lo que se hace, la confianza vs el control, la apertura de las empresas hacia el exterior, el activity based working, el talento as a service … trabajar en “beta permanente” y ser un longlife learner es un must “.

Sobre la filosofía de compartir:

“Así que si nos preguntamos si para compartir las ideas con extraños podría resultar” el robo de una idea “, la respuesta es sí, podría, pero también se puede reducir al máximo el riesgo mediante el diseño de procesos extremadamente rápidos para que se pueda producir el producto o servicio antes de que nadie lo copie. No se puede asumir de entrada que el valor de guardar secretos es más alto que el retorno de aumentar el aprendizaje y la innovación”.

Sobre Recursos Humanos y nuevos roles profesionales

“La adopción natural e incluso necesaria del modelo freelance hizo que los roles de los profesionales de recursos humanos cambien. Estos deberán ser capaces de diseñar nuevos sistemas de gestión que integren tanto el talento interno como el externo, conocer nuevas herramientas de seguimiento y evaluación, adquirir nuevas habilidades de negociación y nuevos conocimientos de contratación mercantil y usar nuevas herramientas más allá del currículo a la hora de analizar candidatos ”

La gestión del talento en las organizaciones

“Deberán ser los trabajadores y no las organizaciones las  que diseñen su propio proyecto laboral. Y las organizaciones tendrán que luchar para mantener relaciones “puras” con el talento, porque éste no dejará de ser un partner que puede abandonar la organización en cualquier momento”.

Pero  como a medida que nos adentramos en sus tesis, más nos interesamos, hemos considerado que lo mejor será invitarla para que ella misma nos hable de todo lo que está en juego. El día 1 de diciembre cerrará la Jornada Compartim.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s