Formación corporativa: de la fragmentación a la personalización.

Victor Küppers ante una audiencia masiva

Hace unos años los programadores de formación lo teníamos más fácil. Ahora, también en este campo, todo es más complejo.

La semana pasada, como asistente a un evento directivo con la presencia final de un speaker mediático, confirmé algo que ya sospechaba: se acabaron definitivamente las etapas de las audiencias masivas, de los canales generalistas (Broadcast, que diría Piscitelli[i]). Hemos pasado -o estamos pasando- a canales más segmentados y a las micro audiencias. Y, también, ahora, los eventos masivos que se salvaban gracias a figuras de primera línea, entran en crisis.

Es difícil contentar a todo el mundo.

De los que sigo y he visto, muy pocos comunicadores aún se salvan. Por ejemplo, Víctor Küppers lo consigue, Alfonso Alcántara, también, y pocos más.

Ahora, tal y como pasó en la sesión a la que me refería al principio, una parte del público estaba encantada, pero, otra parte, no. Y con posiciones muy encontradas.

Y este hecho deja de ser una anécdota en cuanto este factor de controversia es recurrente. Cada vez es más complicado satisfacer las expectativas de todos los asistentes. Con lo cual, y ya lo hicimos en la formación tradicional, hay que segmentar y renunciar a las grandes audiencias

En otros sectores ya hace tiempo que pasaron por esta crisis y la resolvieron de forma diferente.

Medios de comunicación:

A los que ya tenemos más edad, no se nos escapa que en la época de pocos canales de televisión había programas que congregaban a audiencias millonarias. Con la proliferación de canales, años después, las audiencias se repartieron.  Y, ahora con la llegada de la televisión por cable, HBO y Netflix, por ejemplo, ya tenemos la televisión a la carta.

Viajes/Cultura:

En el sector viajes tenemos un fenómeno similar. Hace unos días en el blog RocaSalvatella, Alfred Coma, en el post Disrupción del sector Travel decía lo siguiente.

Desde que las agencias de viaje están perdiendo fuelle, los startups están aprovechando este momento para ofrecer servicios de personalización de experiencias.  Son muchas las empresas conocidas, como Evaneos, Civitatis, y un largo etcétera. Y este año en el 4YFN, también han sido bastantes las startups que se han dedicado a exponer este tipo de producto. Eso sí, todas ellas, con una propuesta de valor que intenta ser diferente a la otra.

Educación/Universidad:

Para la generación del baby boom era normal encontrarse  aulas masificadas. De hecho fue la última generación dónde tuvieron que ampliarse los campus. Desde esa  época asistimos a una progresiva oferta diversificada. Hasta llegar a la paradoja de ¡crecer en más opciones,  para menos alumnos!

Lo publicaba El País recientemente: Mas oferta para menos alumnos

Las universidades multiplican los grados, una trampa para ganar alumnos que la privada sí rentabiliza. Los campus públicos ofrecen más de 150 grados nuevos, pero pierden 154.600 alumnos desde 2011

Para Amalio Rey, en conversación reciente (en este enlace encontráis su  magnífica sesión formativa sobre Inteligencia Colectiva en el CEJFE -y  con una buena audiencia-) me comentaba que la irrupción de Internet en nuestras vidas nos pasa factura. Si somos capaces de personalizar hasta el infinito nuestras gustos y preferencias, creando nuestro microbarrio, ¿cómo no lo íbamos hacer en otros aspectos de nuestras vidas?

Una audiencia media en la conferencia de Amalio Rey

 Lo que decía en un anterior post siguiendo a McLuhan, creamos la herramienta y ella luego nos modela…

Alternativas para la formación corporativa

Pero las alternativas de personalización que podríamos manejar intuitivamente nos crean dudas. Por muy atractivo que parezca, aún estamos lejos de llegar a conseguir la individualización y la autonomía plena en los aprendizajes. En la Administración Pública tenemos más mochilas que frenan este proceso de autoformación (más personal) que en otros entornos más flexibles.

Por ejemplo, ante propuestas como las siguientes[ii], que podemos encontrar en algunas empresas privadas (sobre todo en las tecnológicas) se nos plantean dudas:

Desiderátums frente a realidades

Quizás, no nos quedará otra que ser conscientes de que el ámbito público no es el mas adecuado para estar en la vanguardia de la transformación. Eso si, como recogíamos de Kelli[i], en Aprender en las Organizaciones de la Era Digital, no dejar de evolucionar con el entorno en lo que podamos:

Los profesionales del aprendizaje corporativo a menudo describen el cambio de paradigma como un cambio hacia el aprendizaje autodirigido, pero esto no deja de ser un tipo de jerga de la industria. No hay cambio consciente entre los individuos hacia el aprendizaje autodirigido. Lo que sí existe es un cambio cultural en el comportamiento cuando la gente se da cuenta de que puede encontrar respuestas por su cuenta. Ese cambio de comportamiento está variando cada vez más las expectativas en la gente del necesito que usted resuelva este problema para mí al puedo resolver este problema por mí mismo. Es este cambio el que está en el corazón de lo que llamamos aprendizaje autodirigido y está siendo provocado por la tecnología.


[i] Piscitelli Alejandro (2009). Nativos digitales, dieta cognitiva, inteligencia colectiva y aquitecturas de la participación. Buenos Aires: Santillana.

[ii] 11 Josh Bersin, Founder, Bersin by Deloitte at Cornerstone Convergence 2017 https://www.youtube.com/ watch?v=JQGNb0sHtko

[i] Kelly, D. (2017). «What is Corporate Digital Learning?» [artículo en línea]. The eLearning Community’s on the Learning Profession.    <http://twist.elearningguild.net/2017/08/what-is-corporate-digital-learning/?utm_campaign=twist&utm_medium=link&utm_source=lsmag&gt;

4 comentarios

  1. Como te comenté, Jesús, creo que el hecho de que la gente puede ver charlas de gente mediática a través de Youtube, o incluso, por streaming, hace que ese formato de conferencia magistral vaya perdiendo fuerza. El vídeo lo ha cambiado todo. El formato tipo taller, con pocas personas, es el que sigue aportando un plus…

    Me gusta

    • La verdad Amalio, es que no podemos parar de aprender y estar atentos a a nuestro entorno. No es un tópico que todo va muy rápido y la adaptación es la premisa para ofrecer servicios útiles.
      Gracias de nuevo y un gran abrazo

      Me gusta

  2. Respecto de la capacitación corporativa, estoy totalmente de acuerdo en que los Deptos de Formación no están preparados para impulsar (a veces ni para aceptar) los cambios de los que tanto se habla. A veces me pregunto si alguien recuerda que todavía las empresas son ámbitos jerárquicos (nos guste o no), donde la supuesta cultura del autodesarrollo, la colaboración y las experiencias de aprendizaje están siempre supeditadas a los requerimientos de la organización. Pocas empresas se pueden dar el “lujo” de ofrecer la tan mentada libertad a sus empleados.

    Los leo siempre con mucho placer!

    Me gusta

    • Gracias Ruth, a veces nos perdemos en los deseos pero la realidad se acaba imponiendo. Pero también tenemos la obligación de mirar un poco más allá y dibujar nuevos horizontes que algunas organizaciones punteras lo consiguen. Son el faro para el resto.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s